Nuestra comarca ofrece muchas y variadas costumbres, fiestas, paisajes, una gastronomía única y típica de la tierra castellana, un sinfín de paisajes y de rutas turísticas que podemos realizar a pie, en bicicleta, automóvil o cualquier medio que al viajero se le ocurra.
(Pedanías que forman el Municipio de la Alcarria)



RUTAS TURISTICAS

Cifuentes se encuentra en un extremo de la Alcarria siendo puerta natural de las sierras del Alto Tajo y los embalses de Entrepeñas y la Tajera.

Su situación privilegiada hacen de nuestra villa lugar idóneo de visita, así como, de inicio de atractivas rutas.
Cifuentes - Presa de la Tajera - Sigüenza
Cifuentes - Serranía - Cueva de los Casares - Monasterio de Buenafuente
Cifuentes - Sacecorbo - Alto Tajo - Arbeteta
Cifuentes - Trillo - Zaorejas - Puente de San Pedro
Cifuentes - Peñalen - Poveda - Taravilla - Peralejos
Cifuentes - Priego - Solán de Cabras - Nacimiento del río Cuervo.
Cifuentes - Barranco de la Hoz - Molina de Aragón
Cifuentes - Embalse de Entrepeñas - Sacedón
www.Portalguada.com

¡Para disfrutar!


NUESTRA GASTRONOMIA


Nuestra cocina siempre ha sido rica y variada, toma cuerpo en los fogones llegada de nuestros campos, huertas y granjas.
El Infante Don Juan Manuel escribió "El libro de la caza" en Cifuentes destacando su gran variedad.
Las recomendaciones del "chef" son:
Miel de la Alcarria, exquisita, sana y natural.
Perdices, codornices, conejos, liebres, jabalíes, toda la abundante caza condimentada con sus sabores tradicionales.
Las truchas de nuestros ríos (Cifuentes, Tajuña y Tajo) al horno son la delicia del paladar más exigente.
El cabrito y el cordero asado, sazonado con hierbas arómáticas, ajo y perejil son únicos.
Setas de cardo.
www.Portalguada.com
La verdura de nuestra fértil huerta cifontina.
Bollería y hojaldre artesanal.
Matanza Tradicional.
Y... aguardiente de Morillejo.

¡Qué aproveche!


NUESTRAS FIESTAS


Nuestras fiestas son una importante expresión de nuestro sentir. Las fiestas Mayores son en honor del Santísimo Cristo de la Misericordia; del 13 al 17 de septiembre.
Además de todos los actos religiosos que tienen su mayor expresión el día 14 en su procesión del Cristo, los actos festivos son de gran importancia y atractivo.
Las peñas, los encierros por el campo y por las calles, las corridas de toros, la guerra de la cerveza, conciertos y actuaciones, múltiples actividades infantiles y para la 3ª edad y sobre todo la alegría, hospitalidad y espontaneidad de tod@s l@s cifontin@s hacen de estas fiestas un evento que cada día atrae a mayor número de visitantes que se encuentran como en su propia casa.
www.Portalguada.com
Otras fiestas locales de interés son:
* La romería a la Cueva del Beato.
* San Isidro, reparto de la panota y el huevo.

EL RIO TAJO

En las abruptas tierras del Alto Tajo aún quedan muchos lugares que mantienen intacto su extraordinario atractivo natural. Hoces y barrancos, sierras y bosques y, sobre todo, numerosos ríos que integran un patrimonio fluvial especialmente valioso forman parte de lo que quiere ser un parque natural, gracias al inicio del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Área del Alto Tajo. Esta gran riqueza de especies y su valor ecológico hacen imprescindible la conservación de este ecosistema donde la excesiva presión humana puede poner en peligro su supervivencia.

SENDEROS Y PISTAS FORESTALES

OTROS ITINERARIOS

CAÑONES, HOCES Y TERRAZAS

LOS RÍOS

Ruta Gancheros

La cuenca del río Tajo empieza su andadura, larga y turbulenta, a 1.600 metros de altitud. En sus orillas cobra vida todo tipo de flora y fauna. Quizá sea una de las zonas que mejor conserve estos hábitat dentro de la Península Ibérica, con una representación de todos los grupos. www.Portalguada.com. Después de casi 150 kilómetros de descenso, el cañón del Tajo se abre totalmente, perdiendo espectacularidad en la zona de Trillo, aunque todavía le queda una larga andadura de más de 850 kilómetros antes de su desembocadura en el mar, formando a su paso bellos rincones.

        El recorrido comienza en Peralejos de las Truchas. El nombre despierta la atención de muchos pescadores que en sus cercanías han tenido la suerte de vivir momentos inolvidables. Es un pueblo típico de alta montaña, situado entre profundos barrancos que forman los ríos que los tallaron: Cabrillas, la Hoz seca y el Tajo, que acoge a todos. Aunque apacible y sosegado, durante la semana, este municipio de unos 300 habitantes adquiere mucha vida los fines de semana. En él se pueden practicar el senderismo, la escalada, la espeleología en sus simas cercanas; la caza, mayor y menor, o la pesca de la trucha y la recogida de setas -en su época-, además de otros deportes arriesgados, como el piragüismo o la equitación, ya que existes dos caballerizas. Peralejos estuvo sometido al Señorío de Molina de Aragón. Tiene una iglesia del siglo XVII, la de San Mateo, y cuenta con varios hostales y casas rurales.

        Desde Peralejos, llegando al puente de Martinete, las aguas del Tajo se van convirtiendo en aguas bravas. Es en esta zona donde el cañón del río recibe las aguas del Barranco de los Huecos y de la Hoz Seca. Partiendo del puente, está señalizada una pista forestal en muy buenas condiciones, cuya belleza paisajística se hace patente en el Barranco de Horcajo. Siguiendo este recorrido, que no deja de sorprendernos, llegamos a la laguna de Taravilla, que deja a su izquierda el hoyo de la Parra, donde está situado el salto de Poveda, una antigua presa donde el río Tajo se despeña, originando una cascada que tiene una gran espectacularidad en época de lluvias. El Salto de Poveda cuenta con un centro de actividades llamado Sieteleguas, en el que se desarrollan todo tipo de deportes.

        La serranía del Alto Tajo es uno de los pocos paraísos de la Naturaleza que todavía se conservan en España. A pie, a caballo o en bicicleta, se abren mil caminos a través de barrancos y cañones que son, en muchos casos, lugares idóneos para practicar deportes como el montañismo, la escalada, espeleología o la pesca. www.Portalguada.com

        Este sendero sigue subiendo hasta que se alcanza el collado Somero, sobre 1.450 metros de altura, y desciende al otro lado, donde se encuentra el valle del río Cabrillas, hasta que la pista termina en el enlace con la carretera que une Taravilla con Poveda de la Sierra.

SENDEROS Y PISTAS FORESTALES

        A lo largo del sendero hay campamentos que se utilizan durante el verano y un mirador que permite contemplar, en una magnífica panorámica, el cañón del río Tajo. Después de varias revueltas, el Tajo se sitúa al pie del puente de Peñalén, que fue construido por Lucas Sanz y costeado por el municipio de Peñalen en 1943. Hoy en día es un tramo por el que no se pasa porque no tiene comunicación. Peñalén se encuentra a unos kilómetros sobre el río, sobre la ladera del monte. www.Portalguada.com. También tiene minas de caolín.

        Para los viajeros es una satisfacción beber de las diferentes fuentes que pueden encontrar en el camino: la fuente de las Tobas; fuente de la Teja o fuente de la Parra, que además coinciden, en algunos casos, con áreas recreativas y de refugio. El río Cabrillas, que se une al Tajo en este tramo, formas cascadas como la Peña Horadada o el Hundido de Fuente la Parra, donde bloques tan grandes como casas obstaculizan el cauce del río. Los estrechamientos rocosos, las enormes paredes grises y las agujas son una constante en este paisaje poblado de pinos, chopos y avellanos. La pista termina en la carretera que une Zaorejas con Torremocha del Pinar, cerca del puente de San Pedro, donde está la cascada de la Herrería. En este punto, ya por carretera, podemos visitar el monasterio de Buenafuente del Sistal, actualmente convertido en casa de oración, que pertenece a la congregación cisterciense. Su fundación se remonta hasta setecientos cincuenta años. El monasterio tiene una iglesia, que originariamente fue románica -de la que se conserva parte-, además de un Cristo y una Virgen del siglo XII. Podemos terminar el recorrido volviendo sobre nuestros pasos hasta el puente de San Pedro para llegar a Zaorejas. www.Portalguada.com. Destacan en este pueblo sus calles estrechas, sus grandes plazas y varias casonas típicas de la zona. Es lugar de reunión de los aficionados al piragüismo.

OTROS ITINERARIOS

        A pocos kilómetros de Zaorejas encontramos otro tramo del río que adquiere espectacular belleza, es el Hundido de Armallones, llamado así por el hundimiento que tuvo lugar en el siglo XVI, a consecuencia del terremoto que asoló Lisboa, desviándose las aguas del Tajo por el actual cauce.www.Portalguada.com. El lugar es de una belleza un tanto salvaje, con grandes bloques rocosos desprendidos en el cauce y una abundante vegetación que completan uno de los rincones más impresionantes del Tajo, que va saltando pequeñas cascadas deshaciéndose entre las piedras de su cauce, para recreo de los caminantes que cruzan estos senderos.

Desde el pueblo de Armallones nos dirigimos hacia Arbeteta, un pequeño pueblo de nombre prerromano que posiblemente contaba con alguna fortaleza celtíbera que después fue aprovechada por los árabes. Arbeteta está situada entre los valles del Tajo y Guadiela y tiene una iglesia parroquial del siglo XVIII de construcción sencilla, pero que llama la atención por una veleta de madera de sabina forrada de latón que llaman Mambrú, y un castillo que se alza en un espolón rocoso, al que se adapta perfectamente y que apenas permite su acceso desde la villa. www.Portalguada.com. Se realiza por un estrecho paso que anteriormente estuvo cortado por un foso con puente levadizo. Este castillo formaba parte de una línea defensiva del valle del Tajo que al perder su importancia se abandonó y del que sólo quedan ruinas.

Desde Arbeteta se inicia la marcha siguiendo la carretera en dirección a Valtablado del Rió, y después, a la izquierda, por una pista que se va internando en un barranco cerca de un cauce que se va cerrando poco a poco formando paredes de color rojizo anaranjado. Se llega a la confluencia del barranco de la Rambla que nos llevará al cañón del Tajo, donde pueden contemplarse preciosas panorámicas del río. Continuando por una pista no muy bien marcada, entre praderas y pinares, alcanzamos la carretera que viene de Ocentejo hasta llegar al pueblo de Valtablado del Río. Este es un pueblo que se asienta en la Vega que riega el Tajo, que marcha encajonado por paredes de cierta altura, va abriéndose y ensanchándose, sin perder por ello su especial belleza. www.Portalguada.com. Desde los puntos más altos que dominan el río, ya en dirección a Ocentejo, se pueden disfrutar magníficas panorámicas, que en otoño son de especial colorido. En este tramo desemboca en el Tajo el arroyo de Oter, que forma el barranco de la Hoz. Finaliza el recorrido en Ocentejo, donde se han encontrado restos de castrós celtíberos. Por sus alrededores pasaba una calzada romana que después fue camino real y atravesaba por un puente que fue destruido en la guerra de la independencia.

Sin duda, la extensa enumeración de todas las especies vegetales y faunísticas que engloba la zona del Alto Tajo ofrece una imagen perfecta de los valores que son necesarios ubicar bajo una precisa protección legal. No obstante, cada individuo no es más que una referencia, mientras que la observación del conjunto paisajístico, su globalización, permite obtener una visión mucho más exacta de la riqueza de este lugar.

De hecho, este último ejercicio presenta el Alto Tajo como una conjunción de paisajes en los cuales se alternan las llanuras con las quebradas hoces y los cortados rocosos. Un lugar en el cual se distribuyen una serie de microhábitats variados y bien conservados donde perviven muy diferentes especies de flora y de fauna, adaptadas tanto a la meseta como a la montaña, al tupido bosque de pinares como al matorral. www.Portalguada.com

En este sentido, una de las principales características es el clima. La altitud y situación del Alto Tajo facilitan una meteorología caracterizada por temperaturas frescas, moderadas precipitaciones y un ambiente de cierta continentalidad, dentro del ámbito mediterráneo. Así, nacen inviernos fríos y rigurosos, con temperaturas muy bajas (medias inferiores a los cero grados en diciembre y enero), y veranos cortos y no muy calurosos (julio, el mes más cálido, no supera los veinte grados de temperatura media). Además, la pluviométrica es escasa, siendo la primavera la estación más lluviosa (mayo y junio) y julio y agosto los meses más secos.

Cañones, hoces y terrazas

El Alto Tajo se localiza en la rama occidental o castellana de la Cordillera Ibérica. El suelo se compone de materiales originarios entre el Ordovícico y el Cuaternario, predominando calizas, dolomías y margas, aunque areniscas, conglomerados, arcillas, yesos y sales están bien representados. Por contra, son muy reducidos los afloramientos de pizarras y cuarcitas. También son relativamente abundantes los fósiles, encontrándose en la mayoría de las formaciones geológicas. En cuanto a los minerales, hay explotaciones de caolín, cuarzo y arenas feldespáticas, pero los más típicos son los aragonitos, yesos rojos y los jacintos de Compostela.

Pero el aspecto más destacado de la geología del Alto Tajo son las curiosas formaciones rocosas que se presentan en lugares como la Carbonatada de Chelva, las Dolomías de la Ciudad Encantada, las Calizas dolomíticas del Pantano de la Tranquera o las calizas y dolomías tableadas de Cuevas Labradas. www.Portalguada.com. En estos lugares, las piedras se presentan labradas por los agentes erogenicos, sobre todo el agua, como demuestran los múltiples cañones, hoces y terrazas que han dado lugar a grandes escarpes, cascadas y saltos de agua.

Cañones y hoces destacan por su abundancia, longitud, altura y formas singulares, como cuchillos, agujas y monolitos. De hecho, el Alto Tajo es el lugar más extenso en este tipo de formaciones de Castilla-La Mancha. Sin olvidar que las llanuras sobre terrenos carbonatados presentan abundantes simas, dolimias, lapiaces, torcas y tormos. De los ciento veinticinco lugares geomorfológicos detectados, el gran edificio tobáceo y cascada del Campillo, junto al puente de San Pedro, y el canchal del arroyo del Enebral, en la Sierra del Tremedal, pueden considerase como de interés internacional.

Sin desmerecer otros catorce sitios de muy especiales características: las hoces del Valle de los Milagros, del río Arandilla cerca de la ermita de la Virgen de Montesinos y del río Gallo a partir del término de Ventosa; la cueva de Los Casares; los cañones del río Tajo entre el puente de La Herrería y el Hundido de Armallones, y entre los estrechos del Hornillo y del Horcajo y, desde este último, a las Juntas del Hoz Seca y del río Hoz Seca, entre el barranco de Valdelatas y La Herrería; el salto de agua y las terrazas de Las Cárquimas en Armallones; los edificios tobáceos y las cascadas de Fuente de las Tobas, de La Escaleruela y del Nacimiento del Cuervo; la laguna cárstica de Taravilla y los tormos monolíticos de la ciudad encantada de Chequilla.

Los ríos

Protagonista de gran parte del paisaje, sobre todo como elemento formativo, el agua se distribuye por el Alto Tajo en un gran número de cauces hídricos. La red hidrológica se compone del propio Tajo, desde su nacimiento hasta la desembocadura de la rambla de Carrascosa, y numerosos afluentes directos o indirectos, destacando el Cabrillas, el Bullones, el Gallo, el Arandilla, el Salado, el Ablanquejo, el Hoz Seca y el Tajuelo. Su conservación es buena, lo que permite la pervivencia de un gran número de especies animales asociadas.

Además, comparado con otros sistemas fluviales peninsulares, el Alto Tajo goza de una elevada calidad ambiental en sus tramos medios, algo muy poco común. Los cauces están poco intervenidos, con márgenes estables y vegetación de ribera abundante y variada. www.Portalguada.com. Sólo el tramo del río Gallo próximo a la Virgen de la Hoz y los tramos altos del Bullones y del Salado se encuentran alterados.

Por contra, merece la pena visitar los cinco enclaves limnológicos singulares de esta zona: Nacimiento del Río Cuervo, Laguna de la Parra o de Taravilla (el humedal más extenso), Laguna de Valtablado del Río, Salinas de Armallá y Salinas de Saelices.

Mònica Pujadó Coll y Rodolfo Lomascolo Szittyay, 1997-2002